Una forma de aumentar las posibilidades de tener éxito en la reproducción de agapornis es proporcionar a estos pájaros un nido y material para que puedan dejar de la forma que más les guste. Una buen nido de agapornis debe ser una caja de madera de unos 25 cm de largo por 15 de altura. Para la hembra preparar el nido usted deberá colocar hojas de palmera, ramas de pino, fibra de coco o pasto. Todos los materiales deben estar secos cuando se dejan para la hembra.

Los agapornis adoran construir nidos ! Ellos se repeten varias veces el proceso de arreglar y deshacer su nido, hasta que quede del gusto de la pareja. En la especie Agapornis-roseicollis normalmente será la hembra la única encargada de construirlo. Es posible verla cogiendo y cargando el material en las plumas de la cola. Por eso es de fundamental importancia dejar una buena cantidad de materiales en el fondo de la jaula, de forma que pueda recoger lo que necesite.

Cuando los agapornis tendrán cachorros?

La hembra de agapornis normalmente crea entre los meses de agosto a febrero. Después ella entrará en la fase de cambio de plumas, que es algo normal para los pájaros. Otra característica muy interesante de los agapornis es su trato con el cachorro. Ellos son bastante proteccionistas y cuidadosos incluso después de que el cachorro salga del nido.

El nido de agapornis también sirve para que puedan protegerse del frío y de las corrientes de viento. Esto hace que sea un elemento muy importante en una creación. También vale recordar que cuanto mayor sea el nido mejor para los pájaros.

¿Qué hacer cuando los cachorros nacieron

Tan pronto como el cachorro de agapornis nace el criador, estar atento con la alimentación de los padres. Debe reforzarse. De esta forma los recién nacidos lograrán recibir una óptima nutrición y ganarán peso rápidamente. Otro punto importante para los creadores profesionales es la colocación de la arandela. Este proceso debe ser hecho hasta el 8º día de vida, de lo contrario se corre el riesgo de que no pasen más en la pierna del pájaro.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *